Mejor colchón para cuna: consejos para escoger el más adecuado

Durante sus primeros meses de vida, los bebés pasan más tiempo dormidos que despiertos (aunque probablemente a sus padres no se lo parezca). Por eso encontrar el mejor colchón de cuna para ellos en el mejor ambiente para dormir permitirá que aprovechen las horas de sueño para su correcto desarrollo.

Muchos padres invierten horas y horas en concebir el lugar donde dormirá su pequeño: la cuna, la ropa de cama, los juguetes, la decoración de la habitación… y olvidan que elegir el mejor colchón para bebé es tan o más importante que el resto. En este post explicamos qué tener en cuenta para elegirlo y sugerimos algunos modelos como expertos en descanso.

Antes de empezar a elegir el colchón: elegir la cuna

Hay muchos tipos de cuna disponibles en el mercado dependiendo del espacio que tengamos asignado al bebé, su edad, nuestros gustos, nuestro presupuesto, etc. Sin embargo, a pesar de la diversidad de modelos, hay varios tamaños estándar que nos permiten no tener que conformarnos con el colchón que incluyen muchos de ellos y elegir uno que no necesariamente tenga que ser hecho a medida. En este post se pueden encontrar algunas de estas medidas según el tipo de cuna, que detallamos también a continuación:

Medidas de Cunas Estándar
Tipos: Largo (cm) Ancho (cm) Alto (cm)
Moisés 80 27 45
Minicunas 80 50. 30.
Colecho 80 50. 30 – 6
Madera 120 60 60
Viaje 120 60. 75.
Convertibles 140 70 60
Funcionales 195 100 85
Camas Infantiles 160 70

Los colchones de cuna, por lo tanto, suelen caber en el hueco que dejan estas cunas, recomendándose dejar un poco de espacio entre la estructura y el colchón, ya que si ajusta demasiado, las extremidades del bebé pueden llegar a quedar atrapadas con alguno de sus movimientos. Además, poder desencajar bien el colchón nos ayudará a cambiar la funda y la ropa de cama con la frecuencia requerida. Los colchones de cuna de MATINER Natural-Descans, por ejemplo, están disponibles en las medidas 58 x 118, 67 x 137 y 80 x 130, que coincidirían con las cunas de madera, convertibles y funcionales, que son algunas de las más habituales. En este post se citan los tipos de cunas más habituales a elegir.

5 factores a considerar para elegir un colchón de cuna

Una vez hemos elegido la cuna que más nos conviene, ya podemos prestar atención al colchón, que compraremos en las medidas adecuadas para ésta. Los factores más importantes a tener en cuenta son:

1. Presupuesto

Como hemos dicho, un bebé duerme la mayor parte del tiempo hasta pasados los 6 años, y acostumbra a dormir en una cuna muchos meses e incluso más de un año, a menudo hasta que no cabe en ella. Esto quiere decir que debemos comprar el mejor colchón de cuna que podamos pagar. Es una inversión que rentabilizaremos en forma de bienestar para el bebé, especialmente si apostamos por una cuna convertible que sirva desde que es un recién nacido hasta que pase a dormir a una cama.

El caso de heredar la cuna de amigos o familiares es una razón de más para intentar invertir lo máximo posible en un colchón de cuna de calidad. Que la cuna no sea nueva no tiene importancia, pero que el colchón sí lo sea, sí. Nos aseguraremos de que esté en perfectas condiciones higiénicas, ya que no podemos saber con certeza qué uso y qué cuidados se le dieron. El moho, por ejemplo, puede proliferar en colchones almacenados de forma incorrecta y las bacterias pueden generar infecciones al entrar en contacto con líquidos que no se limpiaron de forma adecuada, como el goteo del pañal, la saliva, los restos de comida, etc.

2. Material

Existen diferentes tipos de materiales para colchones infantiles como la fibra de coco (es muy transpirable y antihumedad), la viscoelástica (se adapta muy bien al cuerpo y recupera la forma original), el látex (es naturalmente transpirable, mullido e hipoalergénico), el gel, etc. Sea cual sea el material que elijamos, debemos apostar por un material de calidad. El concepto “látex” o “viscoelástica” puede sonarnos muy bien, pero los hay de calidades insuficientes que son peores para el descanso del bebé que un buen colchón de espuma técnica o viceversa. El material que elijamos debe ser cómodo, transpirable, antialergénico, que no emita gases tóxicos (que a veces son resultado de aplicación de ciertos productos retardantes de llama), antibacterianos y que se adapte a los cambios de forma y de peso que se producen en poco tiempo en el bebé.

3. Firmeza

Los colchones, incluidos los de cuna, pueden presentar diferentes firmezas, algo que no está necesariamente relacionado con la calidad sino con nuestras preferencias. Sin embargo, los niveles de firmeza de este tipo de colchones son superiores a los de los adultos. Esto es porque los bebés necesitan una correcta alineación de su cuerpo, sin que se ejerza una presión excesiva, ya que puede entrañar problemas respiratorios, de columna, reflujos y riesgo de muerte súbita. La densidad (cantidad de material por metro cúbico de colchón) es importante porque afecta en cierta manera a la firmeza, pero también se puede modular mediante el acolchado, por lo que no resulta tan fundamental como en un colchón para adultos, que esperaremos que dure muchos años, porque un colchón de cuna tiene una vida útil esperada menor y esto afecta a su precio final. Para saber más sobre la diferencia entre la firmeza, la dureza y la densidad, se puede consultar este post.

4. Transpirabilidad e impermeabilidad

La transpirabilidad en un colchón de cuna es todavía más importante que en un colchón adulto, ya que previene el riesgo de asfixia por concentración de dióxido de carbono de la exhalación, de calentamiento corporal excesivo (que se relaciona con la muerte súbita) y de proliferación de hongos y bacterias. Además, si es resistente a los líquidos prevendrá la penetración en el colchón de fluidos (leche, saliva, orina…); aunque si usamos fundas impermeables podemos pasar por alto esta cualidad en el colchón.

5. Facilidad de limpieza

Los bebés suelen mancharse con facilidad, por lo que es importante que los colchones sean fácilmente desenfundables para ahorrar tiempo en la limpieza y fabricados con materiales que se puedan lavar para tener siempre el colchón limpio y fresco.

Otros consejos útiles para escoger el mejor colchón de cuna

Además de tener en cuenta los factores mencionados anteriormente, es útil considerar una serie de consejos para potenciar el descanso del bebé:

Disponer de una protectora desenfundable

Cuando los niños son bebés y en sus primeros años, la funda de su colchón suele ensuciarse mucho: los restos de comida, la saliva, los mocos, la suciedad de los pañales y los vómitos son habituales durante las horas de sueño. Por eso es importante que la funda del colchón sea transpirable y resistente a los líquidos y se pueda sacar fácilmente para lavarla, ya que esto nos facilitará mantener limpio y seco durante más tiempo.

Procurar un entorno seguro y cómodo

Hay ropa de cama y accesorios para las cunas de bebé que enamoran, pero durante el primer año pueden causar accidentes. Los peluches, las pequeñas colchas, los cobertores de cuna, etc., multiplican los riesgos de asfixia y debemos evitarlos. Tampoco necesitan almohada hasta los dos años de edad. Una vez elegimos la cuna y el colchón debemos detenernos ahí. Si hace frío, debemos procurar una temperatura ambiental adecuada y ponerle ropa de abrigo, pero en la cuna sólo debe estar nuestro bebé.

Nuestros colchones de cuna recomendados

En MATINER Natural-Descans recomendamos los dos colchones para cuna que proporcionan una perfecta combinación de dureza, firmeza y densidad para un descanso inigualable.

  • Colchón de cuna de foam con acolchado Naype desenfundable. Se trata de un colchón de polifoam con funda acolchada para un mayor nivel de confort, desenfundable con cremallera para un fácil mantenimiento. Es ideal tanto para bebés calurosos como frioleros.
  • Colchón de cuna de foam desenfundable con funda impermeable. Se trata de un colchón de recién nacido disponible con funda de plástico o funda de algodón 100%, ideal para que los más pequeños de la casa encuentren en su camita el apoyo y la firmeza necesarias desde el primer día.

También recomendamos la funda “Piel de ángel”, con tejido Tencel ajustable, transpirable, impermeable, que combina el algodón 100% con poliuretano, para no provocar en el bebé ni sudor.

Recurre a tu profesional del descanso

MATINER Natural-Descans somos fabricantes de colchones para bebés a través de nuestra colección “La pequeña lila” que ofrece a los más pequeños altos niveles de apoyo, alivio de presión y confort. Son colchones fabricados con una amplia gama de materiales que incluyen la espuma, la viscoelástica o el látex y diferentes tecnologías para procurar distintas densidades y firmezas, alta protección contra las bacterias y los ácaros del polvo y gran impermeabilidad.

Los posts de MATINER Natural-Descans tienen fines informativos y no deben reemplazar el consejo de un médico u otro profesional médico.

© MATINER es una marca de Espumalia, SL · Todos los derechos reservados · 2021 · Aviso legal · Política de privacidad