Alergias y sueño

Alergia y sueño: por qué los síntomas aumentan por la noche y formas de reducirlos

Es inevitable relacionar alergia y sueño porque es muy habitual que los síntomas empeoren casi automáticamente al meterse en la cama. El picor en la nariz y en la garganta, la congestión nasal, la urticaria, la dificultad para respirar y la irritación en los ojos se unen a la fatiga y por eso un elevado porcentaje de personas que padecen alergias tengan problemas para conciliar el sueño y para dormir de un tirón, sin importar el tipo de alergia que tengan. En este post compartimos algunos consejos para hacer más llevaderas las alergias durante la noche.

Problemas de sueño relacionados con síntomas de alergia

La sensibilización a ciertos alérgenos como los que se detallan en el siguiente apartado del post está relacionada con el asma y la rinitis alérgica, que provocan problemas de sueño como:

  • Insomnio (problemas para conciliar el sueño y/o quedarse dormido, provocando una mala calidad de descanso).
  • Aumento de los ronquidos (bloqueo de la respiración mientras se duerme por la vibración de los tejidos de la parte superior de las vías respiratorias).
  • Mayor riesgo de apnea del sueño (trastorno en el que el durmiente puede dejar de respirar.

Las consecuencias de estos problemas suelen ser:

  • Dificultades para conciliar el sueño
  • Imposibilidad para permanecer mucho tiempo dormido
  • Agotamiento físico
  • Bajo rendimiento
  • Sueño durante el día

Alergias más habituales que empeoran con el sueño

Cuando dormimos confluyen varios factores que pueden empeorar algunas de las alergias tanto de interior como de exterior.

  • Al polen (que puede entrar a través de las ventanas o acumularse en la ropa que llevamos y almacenamos en la habitación).
  • A la caspa de las mascotas (la respiramos especialmente si duermen con nosotros).
  • A los hongos (puede estar en paredes y rincones, especialmente en viviendas en zonas húmedas o en dormitorios al lado de un baño).
  • A los ácaros del polvo (puede acumularse en las superficies de objetos, textiles -cortinas, colchón…-).
  • A las cucarachas y roedores (pueden estar especialmente en viviendas en bajos de edificios).

10 trucos para dormir mejor por la noche teniendo alergia

Ayudar a conciliar alergia y sueño consiste en reducir al máximo la presencia de los alérgenos expuestos en el apartado anterior. Para ello, podemos recurrir a varios trucos:

1. Limpieza del dormitorio

El primer mandamiento de un alérgico es tener el dormitorio (y obviamente el resto de la casa) impecablemente limpio. Esto evitará la acumulación de polvo, de polen, etc. Es necesario hacerlo por lo menos una vez por semana, y esta limpieza debe incluir:

  • Limpieza del polvo
  • Lavado de la ropa de cama a más de 50ºC
  • Aspirado del colchón
  • Aspirado y fregado del suelo
  • Ordenación de objetos

2. Tomar decisiones inteligentes en cuanto a la decoración

Es importante, dentro de lo posible, hacernos la vida más fácil tomando las decisiones adecuadas en cuanto a la decoración del dormitorio, para mantenerlo libre de alérgenos:

  • Elegir muebles sin tapizar y fáciles de limpiar
  • Recurrir a tejidos sintéticos o naturales (algodón, lino), evitando lana o plumas
  • Minimizar el uso textiles en general (cojines, peluches, alfombras…)
  • Mantener los mínimos objetos de decoración posible
  • Optar cortinas de tejidos antiácaros y antibacterias (preferiblemente enrollables, que son más fáciles de limpiar)
  • Rechazar las plantas (ni artificiales por su acumulación de polvo ni naturales por atraer insectos), que pueden ponerse en otras habitaciones.

3. Mantener adecuadamente el colchón

Como hemos explicado en posts anteriores, la limpieza del colchón es fundamental para mantener a raya alérgenos como los ácaros y los hongos. Las claves para hacerlo son:

  • Ventilar
  • Aspirar al vapor
  • Eliminar olores
  • Limpiar manchas

Para evitar al máximo la proliferación de ácaros y bacterias, es recomendable usar fundas especiales tanto para las almohadas como para el colchón.

4. Hacer que nuestra mascota duerma fuera del dormitorio

Nuestra mascota puede apreciar nuestro cariño dedicándole paseos tras una buena noche de descanso, sin necesidad de dejarla dormir con nosotros, especialmente si padecemos alergias. La caspa de su cuero cabelludo o su propio pelo fomentan las poblaciones de ácaros. En este post de El Encantador de Perros se explica como acostumbrar a nuestro perro a dormir fuera de nuestra cama. También es importante bañarla una vez por semana con champús antiácaros.

5. Mantener bajos los niveles de humedad

Cuanto menos húmedo sea un dormitorio, menos proliferarán los ácaros y los hongos. Por eso usar un deshumidificador es una buena idea para mantener a raya a estos alérgenos.

6. Ventilar la habitación una vez al día

Para reducir la humedad en la habitación el primer paso es abrir la ventana durante unos 5 o 10 minutos para ventilar el dormitorio si es posible en un momento del día donde entre la luz del sol ya que ayudará a evaporar la humedad. Al levantarnos nunca debemos hacer la cama inmediatamente. Después, dependiendo del caso, debemos quitar la ropa de cama para sacudirla o echarla a lavar. Esta ventilación debemos hacerla todos los días durante todo el año, incluso en invierno y en verano.

7. Mantener las ventanas cerradas

Las personas alérgicas deben acostumbrarse a mantener las ventanas y las puertas de su dormitorio cerradas, sólo deben abrirlas una vez al día unos minutos para ventilar. Para combatir el calor, si es posible, deben recurrir al aire acondicionado antes que a abrir ventanas. También deben evitar utilizar insecticidas, ambientadores, aerosoles, lacas, barnices, pinturas y aparatos emisores de ozono que pueden provocar o incentivar a las alergias.

8. Elegir un colchón adecuado

Es recomendable no dormir en un colchón en mal estado o que tenga más de 10 años porque habrá perdido cualidades como la firmeza, dureza y resiliencia y esto afectará directamente a nuestro descanso, especialmente si está condicionada por los síntomas de la alergia. Para elegir un colchón adecuado es importante consultar a un profesional del descanso y poderlo probar, a ser posible, con nuestra pareja de cama si la tenemos, para comprobar que ambas se aclimatan a él. El látex orgánico es una opción excelente para alérgicos, ya que es 100% natural, ecológico y naturalmente hipoalergénico, resistente a los ácaros del polvo y el moho, además de otras bacterias.

9. Recurrir a ropa de cama transpirable

Es importante utilizar almohadas y ropa de cama de tejidos fabricados con materiales de fibras naturales como el algodón, lino o la seda. En el caso que contenga poliéster debemos procurar que no supere el 50%. Es necesario evitar los tejidos de lana y las plumas. En el caso de la almohada lo ideal es que esté fabricada con materiales transpirables como el látex. Recordemos que nuestra ropa para dormir también cuenta como ropa de cama: echar mano de pijamas de buena calidad, transpirables y de fibras naturales, nos ayudará a dormir mejor si somos alérgicos.

10. Darse un baño antes de acostarse

Ducharse o darse un baño por la noche ayuda a desconectar y relajarse después de un largo día. El vapor del agua caliente permite despejar nuestras vías respiratorias y eliminaremos posibles alérgenos que hayan podido quedar adheridos a nuestra piel
Nos ayudará no fumar ni consumir café antes de dormir ya que la cafeína puede provocar insomnio. Podemos optar por la clásica tila, la pasiflora o la hierba luisa para conciliar el sueño.

El consejo de profesionales médicos y del descanso

En MATINER Natural-Descans recomendamos recurrir a personal médico para tratar temas relacionados con la alergia y la calidad del sueño, y acudir a profesionales del descanso para elegir el colchón que nos ayude a combatir los síntomas de la alergia durante las horas de sueño.

Los posts de MATINER Natural-Descans tienen fines informativos y no deben reemplazar el consejo de un médico u otro profesional médico.

© MATINER es una marca de Espumalia, SL · Todos los derechos reservados · 2021 · Aviso legal · Política de privacidad